Programa simposio Militancia y vida cotidiana: los años ’60 y ’70 en el Cono Sur, Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género, ffyL, uba buenos Aires, 20 y 21 de septiembre de 2012 Organizado por



Baixar 96.57 Kb.
Encontro01.08.2016
Tamanho96.57 Kb.
PROGRAMA
Simposio Militancia y vida cotidiana: los años ’60 y ’70 en el Cono Sur,

Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género, FFyL, UBA

Buenos Aires, 20 y 21 de septiembre de 2012

Organizado por

Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género (FFyL, UBA) y Proyecto UBACyT “De la revuelta a la revolución: cuerpo, género y violencia en la Argentina (1960-1973)” (FSoc, UBA).



Coordinadoras y comentaristas

Cristina Scheibe Wolff (Universidade Federal de Santa Catarina-UFSC/CNPq)

Alejandra Oberti (Facultad de Ciencias Sociales e Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género FFyL- UBA/Memoria Abierta)

Claudia Bacci (Facultad de Ciencias Sociales- UBA/Memoria Abierta)

Mariela Peller (Facultad de Ciencias Sociales - UBA/CONICET)

Contacto

militanciayvidacotidiana@gmail.com


El Simposio Militancia y vida cotidiana: los años ’60 y ’70 en el Cono Sur se propone como un espacio de intercambio para trabajos de investigación sobre la militancia social y política de los años ’60 y ’70 y las resistencias a las dictaduras focalizados especialmente en las relaciones muchas veces tensas entre militancia y vida cotidiana, militancia y género, violencia política y subjetividad militante.

La rebelión estudiantil, obrera y juvenil desde los años 1960, y las formas de contracultura y resistencia social, cuyo carácter global era inobjetable, se relacionaron fuertemente con la convicción de que la transformación social y política habría de ser radical. Esa convicción dio forma a ciertos modos de acción e implicación política que se definieron por el uso de formas de expresión pública masivas y territorializadas, así como por la radicalización y la militarización paulatinas de las prácticas y discursos sociales. Se ha señalado que los años ’60 son también aquellos en los que se produce el giro hacia la centralidad de la experiencia personal, ejemplificada en el slogan del movimiento feminista “lo personal es político”.

Los trabajos que se discutirán en el Simposio abordan las experiencias de la militancia política durante 1960-1970 en los países del Cono Sur, centrados en tópicos específicos que hacen perceptible la imbricación y la tensa relación de lo personal con lo político. Se propiciará una diálogo que establezca comparaciones entre los procesos de los distintos países de la región tomando como punto de partida las particularidades de cada país.

Jueves 20 de septiembre

Lugar: Sala de lectura de la Biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras – Puan 470, Ciudad de Buenos Aires

9:30 hs. ACREDITACIONES

10:00 hs. APERTURA: Palabras de bienvenida a cargo de Nora Domínguez (Directora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género, FFyL, UBA) y de las organizadoras.

10:30 a 13:30 hs. EJE MILITANCIA, VIDA COTIDIANA Y REVOLUCIÓN, Bloque 1

1. “Norma Arrostito. Mujer política. Su construcción subjetiva desde la militancia montonera” de Leandro Diego Basanta Crespo (Estudiante de Sociología, UBA)

2. “Clandestinidad y lucha armada: una mirada desde el género. El caso de "Mery" en la clandestinidad del Partido Comunista de Chile” de Javiera Robles Recabarren (Universidad Academia de Humanismo Cristiano)

3. “El trabajo doméstico en la militancia de izquierda (1964-1979)” de Mirian Nascimento (Mestranda em História/UFSC)

4. “La revolución en el cuerpo” de Claudia Bacci (UBA/Fac. Cs. Sociales)

5. “As mulheres de Paulo VI: Transformações na vida religiosa feminina a partir dos anos 70” de Caroline Jaques Cubas (Doutoranda em História Cultural/UFSC)



13:30 a 15 hs. Almuerzo

15 a 17 hs. EJE REVISTAS Y ESCRITOR@S

1. “Diseminados por todo el planeta: la comunidad en las revistas Eco Contemporáneo y Contracultura, 1960-1971” de Ezequiel Gatto (UNR/UBA/CONICET)

2. “Quando os contos e as poesias são os gritos do cotidiano: a escrita de Guido Rodriguez Alcalá durante a ditadura militar paraguaia - um contexto e algumas relações (1960-1980)” de Lorena Zomer (Doutoranda em História Cultural – Universidade Federal de Santa Catarina)

3. “Ser revolucionária e escritora no Cone Sul durante os últimos governos ditatoriais – o gênero nas letras” de Ana Brancher (UFSC –Brasil)


Viernes 21 de septiembre

Lugar: Sala de lectura de la Biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras – Puan 470, Ciudad de Buenos Aires

9:30 a 12 hs. EJE MILITANCIA, VIDA COTIDIANA Y REVOLUCIÓN, Bloque 2

6. “Vida cotidiana y militancia armada en los ’70 en Argentina: problemas conceptuales e hipótesis de lectura” de Mariela Peller (UBA-CONICET)

7. “Mujeres universitarias, militancia y vida cotidiana en Tucumán, 1969-1972” de Silvia Gabriela Nassif y Verónica Alicia Ovejero (Instituto de Investigaciones Históricas “Dr. Ramón Leoni Pinto”, Facultad de Filosofía y Letras- Universidad Nacional de Tucumán / CONICET)

8. “Lo Personal es Político - Mujeres: Militancia y Feminismo en los 70 en Argentina” de Vanesa Garbero (Centro de Investigaciones y Estudios sobre Cultura y Sociedad, CONICET – Universidad Nacional de Córdoba)

9. “Las mujeres en la lucha revolucionaria (Argentina, años 70)” de Alejandra Oberti (Facultad de Ciencias Sociales e Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género (UBA) / Memoria Abierta)

12:15 a 13:30 EJE OTRAS FORMAS DE PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES

1. “Madres y esposas movilizadas: La Experiencia de “Poder Femenino” durante el gobierno de Salvador Allende, 1970-1973” de Leyla Morales Michell y Gaspar García Núñez (Universidad Arcis)

2. “Las mujeres de la Juventud Peronista Guardia de Hierro y la Rama Femenina del Movimiento Nacional Justicialista - Capital Federal (febrero 1967-diciembre 1971)” de Angeles Anchou (Programa de Historia Oral, FFYL UBA- CONICET)

13:30 a 15 Almuerzo

15 a 18 hs. EJE LA RESISTENCIA A LAS DICTADURAS

1. “La psique democrática. El género, la salud mental y la militancia bajo la dictadura de Pinochet” de Brandi Townsend (University of Maryland, College Park, Fulbright Scholar, Universidad de Chile)

2. “Movidas pelo afeto. Três mulheres na resistência à ditadura no Brasil, Paraguai e Bolívia” de Tamy Amorim da Silva (Universidade Federal de Santa Catarina)

3. “Mulheres contra a Ditadura Militar em uma cidade periférica: o caso da Novembrada” de Lidia Schneider Bristot (UFSC/CNPq)

4. “Eu só queria embalar meu filho. Gênero e maternidade no discurso dos movimentos de resistência contra as ditaduras no Cone Sul, América do Sul” de Cristina Scheibe Wolff (UFSC/CNPq)

5. “A la sombra del Cóndor: arte, resistencia y movimientos alternativos transnacionales durante las recientes dictaduras latinoamericanas (1976-1983)” de Sol Glik (Universidad Autónoma de Madrid)



18 hs. CIERRE A CARGO DE LAS ORGANIZADORAS

RESÚMENES

EJE REVISTAS Y ESCRITOR@S

Ser revolucionária e escritora no Cone Sul durante os últimos governos ditatoriais – o gênero nas letras


Ana Brancher

UFSC –Brasil



brancher@mbox1.ufsc.br

Examinamos as múltiplas condições vivenciadas pelas escritoras num campo de trabalho preponderantemente masculino, seus conflitos e problemas por serem vigiadas e censuradas pelos governos ditatoriais. Ao mesmo tempo, aquele foi um período de ampla divulgação das teorias feministas e do acentuado reconhecimento internacional da literatura latino-americana. Investigamos a trajetória e obra de algumas escritoras do Cone Sul que sofreram reveses em decorrência das ditaduras civil-militares, a partir de seus romances escritos na época ou escritos posteriormente tendo as ditaduras como temática, alguns testemunhos e entrevistas.


“Diseminados por todo el planeta”: la comunidad en las revistas Eco Contemporáneo y Contracultura, 1960-1971


Ezequiel Gatto

UNR/UBA/CONICET



ezequiel.gatto@gmail.com

Mi ponencia consiste en el análisis de una serie de ideas enunciadas en las páginas de las revistas argentinas Eco Contemporáneo y Contracultura, editadas durante los años sesenta y principios de la década siguiente, alrededor de la pregunta o la inquietud por el estar-juntos y la comunidad.

Generadas en el seno de prácticas contraculturales y disidentes, las ideas que circularon en aquellas revistas, cuyo editor fuera Miguel Grinberg, adoptaron un punto de vista singular sobre tópicos como el poder, la creación, la revolución, la militancia, las redes de intercambio y los territorios, focalizando en el problema político y subjetivo de manera diversa a los discursos revolucionarios más amplios y difundidos por entonces.

Para abordar aquellas ideas recupero críticamente algunas nociones elaboradas en las últimas décadas desde la teoría social alrededor del problema de la comunidad y los vínculos: de esa forma, las ""comunidades postsocietales"" de De Marinis, las ""nuevas formas de asociación"" de Vargas Cetina y las historizaciones y diagnósticos de Zygmund Bauman y Michel Maffessoli en torno a las modalidades de agrupamientos me resultan útiles para pensar las figuras de comunidad que circulaban en aquellas dos revistas, fundamentales para la emergencia de prácticas y discursos contraculturales en Argentina, a través de cuyo análisis espero poder aportar al debate sobre las formas de militancia en la época.


Quando os contos e as poesias são os gritos do cotidiano: a escrita de Guido Rodriguez Alcalá durante a ditadura militar paraguaia - um contexto e algumas relações (1960-1980)


Lorena Zomer

Doutoranda em História Cultural – Universidade Federal de Santa Catarina

lorenaazomer@hotmail.com

Em um conto chamado Gloria, o escritor Guido Rodriguez Alcalá faz uma das suas diversas denúncias contra a ditadura militar paraguaia: bom, havia um militar [...]. Era ele que se encarregava de apresentar aos militares. Havia uma senhorita, uma garota pobre de uns treze [...]. A professora interessou-se em ajudar [...] a professora foi torturada e passou por maus momentos, porque mexeu com quem não devia mexer. Percebo nesse trecho da escrita de Alcalá que a professora reagiu contra os interesses dos militares, fato que acarretou sua morte. O conto citado – e outros contidos em livros também da autoria de Alcalá (Curuzu Cadete: Cuentos de Ayer e de Hoy(1990) e Cuentos Decentes (1987)) demonstram uma prática de escrita de Alcalá, na qual é comum ler sobre mulheres e homens, que ao serem subjugadas/os pela ditadura, tomam atitudes de crítica e denúncia contra ações do governo ditatorial. Nesse sentido, a comunicação proposta possui os escritos literários, como contos e romances, de Guido Rodriguez Alcalá, jornalista e literato paraguaio, como fonte para analisar a forma de reação do autor a um período ditatorial, cuja escrita se iniciou na década de 1960 (de forma mais tímida) e prolongou-se até o fim da década de 1980 com mais veemência, sendo esse o período de recorte temporal dessa comunicação. Assim, tenho como objetivos discutir e criticar as relações entre o cotidiano do autor e de sua escrita, dentro de uma perspectiva de análise das relações de gênero, de memória e da história oral. Considero que a literatura de Alcalá é uma forma de denunciar as atrocidades cometidas pelo governo de Stroessner, mas, também das próprias impressões e angústias vividas por ele, o qual, em entrevista confirma que a sua escrita tinha como intenção denunciar o que estava acontecendo naquela época: eldiosapollollegóseme y me dijo: [...] que registre elnumerososcuros, las bodas y lasmuertessospechosas em Paraguay, em Chile y Argentina (ALCALÁ, Guido R. Leviatãn et Cetera, 1981, p.9). Dessa forma, o autor demonstra que não tinha por intenção ficar calado ao verificar a falta de cidadania e de direitos políticos em seu país. Durante a ditadura paraguaia (1954-1989), o autor vivenciou momentos históricos e culturais que ficaram marcados em sua memória e em sua escrita. Mesmo quando esteve preso ou exilado continuou a escrever e criticar alguns fatos, como o de Gloria, e até mesmo ações de algumas pessoas de seu país, em um ato de repúdio.

Palavras chaves: Memória; Literatura; Ditadura Militar Paraguaia.

EJE MILITANCIA, VIDA COTIDIANA Y REVOLUCIÓN

Norma Arrostito. Mujer política. Su construcción subjetiva desde la militancia montonera


Leandro Diego Basanta Crespo

Estudiante de Sociología (UBA)



leandrobc@hotmail.com

Mi trabajo aborda la experiencia de la militancia política de Norma Arrostito, desde donde se visualizan conflictos y problemáticas entre sus aspectos personales y la organización política Montoneros.

La relevancia de este estudio surgió en pensar a Norma Arrostito como uno de los muchos capítulos relegados de la vida política de los años setenta. Siendo un personaje mítico y paradójico, sentí necesario lograr una comprensión de su figura y su militancia en esos años.

Desde este punto se tomó en cuenta para el análisis: la construcción de su figura en la militancia política, su participación en la organización Montoneros, los límites que la organización Político-Militar le impone y el entrelazamiento de todos estos temas con su condición de mujer, la violencia y el contexto político de los años 70´.

El período de análisis de mi trabajo fue desde la aparición pública de Norma Arrostito por el secuestro de Aramburu (29 de mayo de 1970) hasta su detención (2 de diciembre de 1976).

En el desarrollo del trabajo, partiendo de testimonios de ex compañeros de Norma Arrostito, realicé una comparación entre cualidades de su personalidad y las posiciones que va ocupando dentro de la organización político-militar. En vinculación constante con el género femenino, se me presentó el siguiente problema:

¿Cómo es posible que Norma Arrostito haya integrado la cúpula fundacional de la organización Montoneros y poco a poco, haya quedado marginada de la toma de decisiones de la dirección?

Su progresiva marginación de la conducción nacional ¿Se fundamenta en cuestiones propias de su personalidad o bien, ella es una expresión más de las desigualdades entre los géneros dentro de la organización Montoneros?

Tomé como aporte fundamental teórico el trabajo de Beatriz Garrido y Alejandra Giselle Schwartz sobre las mujeres militantes en Montoneros donde las autoras describen las relaciones que se reproducen entre hombres y mujeres en el interior de la organización. (http://www.filo.unt.edu.ar/rev/temas/t2/t2_web_art_garrido_mujeres_organizaciones_armadas.pdf)

Estas, en lo esencial, resultan ser relaciones de poder y subordinación que el género masculino impone sobre el género femenino. Se expresa, sobre todo, en la notoria ausencia de las mujeres en los cargos relevantes de decisión dentro de la organización. El género entonces, es una forma de poder que legitima las relaciones de desigualdad, dominio y sometimiento de un sexo sobre otro.

Finalizo el trabajo pensando que la imposibilidad de torcer las decisiones de la organización Montoneros tal vez hicieron a Norma Arrostito presa de un destino que desde algún punto eligió, sin olvidarse que cualquier ser humano es el producto de sus prácticas sociales. Y partiendo de esta última afirmación, la subordinación femenina estuvo siempre presente.

Clandestinidad y lucha armada: una mirada desde el género. El caso de "Mery" en la clandestinidad del Partido Comunista de Chile


Javiera Robles Recabarren

Universidad Academia de Humanismo Cristiano

libertad.recabarren@gmail.com

El triunfo de Salvador Allende en 1970 a través de la “vía democrática al socialismo”, dejó su impronta en la generación que participó en la campaña presidencial, siendo la militancia del Partido Comunista de Chile (PCCH) una de las principales propulsoras del resultado obtenido. Sin embargo, la polarización profunda de la sociedad chilena y el robustecimiento de la nueva derecha política, enmarcado en un contexto de Guerra Fría y de gobiernos autoritarios en la región, hicieron de la intervención militar en 1973 la solución elegida para terminar con el gobierno y aniquilar a sangre y fuego la ideología enemiga.

La clandestinidad fue la única forma de sobrevivir para quienes decidieron dar la lucha contra la dictadura, repercutiendo no sólo en la forma en que la militancia se relacionaba con el mundo, sino también en la propia cotidianidad de los sujetos militantes.

Si bien la transformación de la vida cotidiana fue un proceso que afectó a la sociedad en su conjunto, son los/as clandestinos/as quienes sufren las consecuencias directas de ese contexto de terror propulsado desde el Estado, siendo relegados/as al espacio privado y a vivir al filo de la muerte cada día siempre con el temor de ser detenidos/as.

Este trabajo presenta las transformaciones que generó el quiebre institucional y el terrorismo de Estado en la vida política y cotidiana de las mujeres clandestinas pertenecientes a los organismos político militares del PCCH. Utilizando el relato de “Mery”, militante del Partido Comunista de Chile desde 1962 y que a sus cortos 15 años fue cooptada para los grupos de autodefensa de masas, desarrollando las tareas que en la sociabilidad del PCCH eran propias del quehacer masculino. Más tarde se integra al Frente Patriótico Manuel Rodríguez -brazo armado del PCCH- donde llevó a cabo acciones no convencionales para las mujeres en dicha organización.

En este sentido, se busca visibilizar el rol de la mujer en las unidades político –militares y en la resistencia armada a la dictadura, centrándonos en cómo el giro total a la vida política repercutió en la construcción de su identidad en el marco de interrelaciones sociales en un partido con una profunda tradición conservadora y androcéntrica. Dejar de manifiesto que el ser mujer militante, guerrillera, clandestina y madre en un momento histórico donde esa ecuación no sólo quebrantaba las convenciones sociales del conjunto de la sociedad, sino también de la visión de mundo del PCCH es el enfoque central de este estudio.


El trabajo doméstico en la militancia de izquierda (1964-1979)


Mirian Nascimento

Mestranda em História/UFSC



miroca11@hotmail.com

El intento de esta pesquisa es investigar las prácticas cotidianas a respecto del labor doméstico y del cuidado con los hijos en los hogares de militantes - en plena actividad o en el exilio -, de organizaciones de oposición y resistencia al gobierno dictatorial brasileño visto que la dictadura civil-militar se dió entre los años de 1964 y 1985, periodo también marcado por los cambios de costumbres, en algunos sectores de la sociedad, que resultaron de la Revolución Sexual, de la Segunda Onda del Movimiento Feminista y de los movimientos de contracultura. Una vez que se pudo observar, en relación a periodos anteriores, un aumento expresivo, de la participación de mujeres en la militancia de partidos de izquierda, sobre todo los de la nueva izquierda, y, por lo tanto, la posibilidad de la formación de parejas cuyos miembros compartían los mismos ideales – o por lo menos el hombre militó y la mujer acompañó el marido al exilio. Y, por lo tanto, de la necesidad de la división de las tareas domésticas entre hombres y mujeres para que no ocurriera sobrecarga a ninguno de los dos. Pues, la militancia en el país o fuera de él e incluso la vida en el exilio exigió de ambos la realización de tareas que comprometían gran parte de su día. Sin embargo, aunque haya existido significativo avance en relación a la entrada de mujeres, aún permaneció entre los miembros de las organizaciones de oposición al gobierno, pensamientos conservadores en relación a las funciones y papeles culturalmente construidos para hombres y mujeres.Acto que reflejó en las prácticas cotidianas en el interior de los hogares de los militantes, como fue posible ver a partir de testimonios de algunas mujeres que convivieron con hombres militantes, sobre el comportamiento de estos en sus hogares, recogidos de libros de memorias y entrevistas recolectadas por investigadores del Laboratório de Estudos de Género e História (LEGH), de la Universidade Federal de Santa Catarina, Brasil. Para analizar estas fuentes históricas utilizo las reflexiones que han venido por los estudios de género, en un punto de vista feminista, en lo que concierne a las relaciones de género y la Historia Oral, en el que respecta a la producción de relatos de memoria. Aunque algunas pocas militantes hayan relatado que no tuvieron problemas en el ámbito doméstico en relación a la división de tareas, la gran mayoría reclamó que sus compañeros no participaron de la realización de las actividades, concernientes al ambiente privado, citadas arriba. Algunos resolvían problemas que decían respeto al mantenimiento de los hogares, como arreglo en la parte hidráulica, eléctrica y finalmente, las tareas dichas de responsabilidad de los hombres. Así, podemos observar que las transformaciones en la sociedad brasileña, en el periodo estudiado, fueron muy incipientes en respecto a la equidad de género, mismo entre los sectores vistos como progresistas como las organizaciones de izquierda.


Mujeres universitarias, militancia y vida cotidiana en Tucumán, 1969-1972


Silvia Gabriela Nassif y Verónica Alicia Ovejero

Instituto de Investigaciones Históricas “Dr. Ramón Leoni Pinto”, Facultad de Filosofía y Letras- Universidad Nacional de Tucumán / CONICET



nassifsilvia@gmail.com

El acceso a la universidad por parte de amplios sectores de las capas medias y la clase obrera -entre ellos, miles de mujeres- se produjo a través de las reformas llevadas a cabo durante la etapa peronista. A mediados de la década del ’60 esa tendencia hacia una “universidad de masas” eclosionó con las viejas y esclerosadas estructuras universitarias, al tiempo que el movimiento estudiantil enfrentaba la intervención militar a las universidades nacionales y la política “racionalizadora” de Onganía con sus planes limitacionistas. Estas fueron algunas de las razones por las que, objetivamente, grandes contingentes de jóvenes -hombres y mujeres- se acercaron a la política.

En ese contexto se operó una radicalización política en la juventud, tanto de aquella que militaba en los partidos tradicionales, como de la que formó parte del surgimiento de una nueva izquierda.

El presente trabajo constituye una aproximación a las diferentes manifestaciones de la militancia estudiantil de mujeres tucumanas y el impacto de la misma en su vida cotidiana durante el período 1969-1972, momento en el que se desarrollaban en la provincia importantes levantamientos, en sintonía con el ciclo de protestas a nivel nacional protagonizado por amplios sectores populares contra la autodenominada “Revolución Argentina”. Nuestra primera hipótesis sostiene que en este momento irrumpieron masivamente las mujeres en la militancia estudiantil poniendo de manifiesto un salto cualitativo respecto a períodos anteriores. Estos dos factores: la mayor presencia femenina en la universidad y su creciente participación en la política estudiantil, produjeron importantes transformaciones en su vida cotidiana.

Asimismo, el acercamiento de las mujeres a la militancia no estuvo determinado a priori por su condición femenina sino por la adhesión a reivindicaciones políticas y sociales generales. Sin embargo, quizás a través de aquella práctica militante tomaron conciencia de las objetivas asimetrías con el género masculino.

Si bien en el último tiempo asistimos a la proliferación de distintos estudios respecto a la temática de género, las fuentes continúan siendo fragmentarias y escasas. En este sentido, esperamos que nuestro trabajo represente un aporte más a la historia de las mujeres, así como a la historia de nuestra provincia. El marco teórico que se utilizará para la realización del trabajo recoge los aportes de la psicología social pichoniana respecto a la significación de la vida cotidiana. A su vez haremos uso de la historia oral recolectando diversos testimonios de mujeres militantes durante el período mencionado.


Vida cotidiana y militancia armada en los ’70 en Argentina: problemas conceptuales e hipótesis de lectura


Mariela Peller

UBA-CONICET

mariela_peller@hotmail.com

Si bien la noción de vida cotidiana es utilizada asiduamente entre las ciencias sociales y humanas, existen pocos trabajos que intenten definirla explícitamente, por lo que su significado suele ser vago y equívoco. En cambio, la filosofía y la política más interesadas en la comprensión y en la modificación de las formas de vida de los sujetos, han aportado algunas reflexiones y definiciones del concepto. En otras palabras, parece ser que un pensamiento teórico sobre lo cotidiano se presenta siempre en conjunción con la intención de modificación de esa cotidianidad que se intenta comprender, es decir supone siempre una crítica de la vida cotidiana. En este sentido, tanto la izquierda como el feminismo han intentado definir y comprender el funcionamiento de la vida cotidiana en el capitalismo para con ese conocimiento de la realidad poder transformarla. Así, el pensamiento sobre lo cotidiano, en su afán por conducir hacia mejores formas de vida para los seres humanos, se cruza con un pensamiento sobre lo ético.

En el marco de mi investigación sobre familia, vida cotidiana y militancia en las organizaciones armadas de la década del setenta en Argentina, me interesa presentar algunas notas sobre el concepto de vida cotidiana partiendo de las siguientes preguntas: ¿Cuáles son los límites de la vida cotidiana? ¿Con cuáles otras esferas se relaciona y cómo? ¿Qué actividades realizadas por los sujetos en sus vidas se incluyen dentro de lo cotidiano? ¿Se contrapone con lo político, lo público y lo extraordinario? ¿Tiene que ver con la intimidad de las personas, con lo doméstico, con lo familiar, con lo privado, con lo rutinario?

Para responder estos interrogantes examinaré la noción de vida cotidiana a través del estudio de autores clásicos del marxismo como Ágnes Héller y Henri Lefebvre y de los trabajos sobre la invención de lo cotidiano de Michel de Certeau. Asimismo, indagaré en los escritos más actuales de Judith Butler sobre los modos en que la violencia atraviesa las vidas privadas. Por otra parte, intentando reconstruir las formas en que la izquierda argentina pensó los vínculos entre vida cotidiana y política, estudiaré aquellos autores que en los años sesenta escribieron sobre estos tópicos incorporando la noción de alienación (Sebreli, Kaplan, Rozitchner) y recuperaré las discusiones emergidas tras la crisis de 2001 y el surgimiento de las asambleas barriales, que interpretaron el fenómeno asambleario desde las nociones de “política de la afectividad” (Adamovsky) o “politización de lo cotidiano” (Pittaluga).


Las mujeres en la lucha revolucionaria

(Argentina, años 70)


Alejandra Oberti

Facultad de Ciencias Sociales e Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género (UBA) / Memoria Abierta



alejandraoberti@gmail.com

La izquierda revolucionaria argentina de los años 60 y 70, como la de otros países y regiones, contó entre sus filas con una gran cantidad de mujeres. Muchas de ellas eran jóvenes que nacían a la vida política al mismo tiempo que surgían las organizaciones en las que militaba.

En este trabajo me propongo indagar dos cuestiones que considero estrechamente relacionadas: las características de la militancia de las mujeres en unas organizaciones que les proponían integrarse a sus filas para luchar contra la explotación y la opresión y el modo en que la presencia de mujeres intervino en la constitución de una subjetividad revolucionaria.

Con relación a la primera cuestión, esta convocatoria osciló entre plantear una universalidad que las reconocía en igualdad con los varones y una particularidad que las condicionaba y las hacía mirarse en imágenes predeterminadas. Convocadas a ser como las mujeres de otras revoluciones —Cuba, Argelia y Vietnam, fundamentalmente— o, para el caso de las organizaciones peronistas, a encontrarse en la figura de Eva Perón, estas militantes respondieron al llamado. Una vez parte, se sumaron a la construcción de movimientos, partidos y ejércitos. Independientemente del modo y la condición con que se las convocara, la militancia las transformó tanto cuanto ellas perturbaron con su género las estructuras políticas y militares donde se insertaron, aunque lo hicieron bajo vigilancia permanente.

En cuando a la segunda cuestión, atendiendo al hecho de que el objetivo de las organizaciones político-militares era además producir transformaciones en la subjetividad de los revolucionarios, preparando el advenimiento del hombre nuevo y anudando lo político con las esferas de la vida cotidiana y de la afectividad, éstas últimas también fueron objeto de una particular atención.

En muchos casos los objetivos políticos explícitos de las organizaciones fueron excedidos por las experiencias y prácticas de las militantes (también de los militantes). Sin embargo, en la prensa y en los documentos hay pocas huellas discursivas de esos desbordes. La escasa figuración de la voz femenina en ellos, la insistencia en delimitar lo que son, desean y pueden las mujeres y la tendencia a producir discursos totalizadores y normativos en los cuales quienes se salen del libreto fueron reencauzados, expulsados o condenados por los tribunales partidarios, conspiraron para ello. Será en los relatos testimoniales, signados con la marca de otros tiempos, donde se pueden leer las paradojas y las tensiones de una militancia que les permitió a las mujeres actuar en el espacio público de una manera novedosa, salir del espacio privado, asumir distintas posiciones y participar en la construcción de un futuro que se vislumbraba producto de la voluntad. Una militancia que, por otro lado, postergó los problemas de la igualdad de las mujeres, las cuestiones vinculadas a la afectividad y la vida privada al objetivo mayor de la revolución.



La revolución en el cuerpo

Claudia Bacci

UBA/Fac. Cs. Sociales

cabacci@gmail.com

La metáfora del “cuerpo político” ha impregnado el pensamiento filosófico-político desde sus mismos inicios, a través de la analogía entre el cuerpo humano y la comunidad política. Esa confluencia omitía en verdad la separación y expulsión de la corporalidad fuera del ámbito de lo político, constituyéndose así el sujeto de la política como ser asexuado y universal. El reconocimiento de la (de)sexualización del sujeto político ha sido planteado por el feminismo y las teorías de género desde los años 1970. Dicha exclusión no se limita, sin embargo, a la de las mujeres respecto de lo político aunque este sea su expresión más pertinaz. Es la propia categoría de praxis la que reclama ser problematizada a partir de la inclusión del cuerpo en la escena de la revuelta política, en tanto conector privilegiado de las dicotomías discursivas (público-privado, personal-político, social-íntimo, etc.) cuya falla se hizo visible precisamente en esas décadas.

Durante la década de 1960, la revolución se convirtió en un modificador de los discursos sociales de alcance global, al menos en sus enunciados más programáticos. En Argentina, bajo la sombra de sucesivos golpes de Estado, proscripción política e intensificación de la violencia estatal, numerosas organizaciones sociales y agrupaciones políticas contestatarias desarrollaron diversos proyectos de cambio social. Por otra parte, el bloqueo a las actividades intelectuales, culturales y políticas a través de la censura obligó a imaginar nuevas formas de intervención pública.

La rebelión estudiantil, obrera y juvenil de los años 1960-1970, junto con las contraculturas y “revoluciones” de la vida cotidiana (incluso módicas como en el caso de la pregonada “liberación sexual”), produjeron modos de acción e implicación definidos por el uso de formas de expresión pública de alcance masivo y territorializado, radicalizadas y paulatinamente militarizadas. Estas manifestaciones de la praxis política se conjugaron, a su vez, constituyendo al cuerpo en terreno y cifra de nuevas formas de experimentar subjetivamente lo público.

La pregunta que da pie a esta indagación se centra en la relación entre praxis y cuerpo en la propuesta política revolucionaria y en la configuración de subjetividades militantes durante las décadas de 1960-1970. Para ello abordo algunos materiales provenientes de la prensa periódica partidaria (fundamentalmente de sectores ligados a las organizaciones de la izquierda peronista y marxista revolucionarias) y fragmentos de testimonios de ex militantes políticos (en distintos niveles y espacios de politización tanto partidaria como no partidaria). En los testimonios analizados se caracterizan algunas de las formas en que aparecen las marcas específicas del cuerpo en los relatos sobre el accionar de los sujetos en relación a la militancia y la política. En cuanto a los materiales de prensa considerados, se destaca la relación de tensión y encastramiento entre imágenes (fotografías) y textos (pie de foto, títulos y subtítulos) referidos al lugar del cuerpo en la esfera pública tanto como al cuerpo político escenificado y/o proyectado en ella. En el análisis, considero de qué modo la creciente incidencia de lo personal y de los cuerpos en el espacio público se convertía tanto en consigna política -eje de acciones e intervenciones-, como en nudo gordiano de resistencias y permanencias.

Lo Personal es Político” - Mujeres: Militancia y Feminismo en los 70 en argentina

Vanesa Garbero

Centro de Investigaciones y Estudios sobre Cultura y Sociedad (CONICET – Universidad Nacional de Córdoba)



vanegarbero@yahoo.com.ar

El trabajo considera el tema de la militancia de las mujeres en organizaciones político-militares en los años 70s y de qué manera se relaciona con el movimiento feminista. Se focaliza en diferentes cambios que, durante esos años, impactaron sobre las mujeres.

En los ‘60 y ‘70 existió un diálogo, no sin conflictos, entre las mujeres militantes de los partidos de izquierda, del peronismo y las mujeres militantes de las organizaciones feministas. Hubo puntos de contactos: la “doble militancia”, el origen de grupos feministas dentro de los partidos políticos como fue el caso de los Frentes de Mujeres en los partidos PRT-ERP y Montoneros, y los vínculos establecidos entre partidos y colectivos feministas.

Extrañamente, si el Terrorismo de Estado echó por tierra las propuestas revolucionarias en el plano político, no pasó lo mismo en otros aspectos como en los familiares, morales, los relativos a los estilos de vida, a la “situación” de las mujeres. La cotidianeidad estaba estrechamente entrelazada con los fenómenos y acontecimientos públicos. Las transformaciones acontecidas durante estas décadas son entendidas en términos de revolución cultural.


As desobedientes mulheres de Paulo VI: freiras e militância nos anos 70


Caroline Jaques Cubas

Programa de Pós-Graduação em História da Universidade Federal de Santa Catarina (UFSC)



caroljcubas@gmail.com

O objetivo deste trabalho é apresentar uma discussão acerca das condições da vida religiosa feminina, a partir da análise de documentos eclesiásticos e do cotidiano das irmãs que vivenciaram os conturbados anos 60 e 70 no Brasil. Para tanto, recorremos aos documentos expedidos pelo Vaticano, a artigos publicados em jornais, revistas e entrevistas realizadas com religiosas que vivenciaram o respectivo período. Em relação à Igreja, nos embasamos nas constituições e encíclicas produzidas durante o Concílio Vaticano II e os discursos e mensagens do Papa Paulo VI, direcionados às mulheres, entre os anos 1963 e 1978. A leitura destas possibilita perceber uma situação bastante paradoxal em relação à vivenciada pelas freiras no período citado. O paradoxo emerge porque os documentos expedidos pelo Vaticano instituíam normas de comportamento e definiam um modelo de vida religiosa feminina, pautado em padrões bastante tradicionais, onde o pertencimento a uma família (a Igreja) e a difusão de valores morais eram consideradas as mais importantes funções de uma irmã. Tais padrões tornaram-se relativamente contraditórios, uma vez que vão de encontro às mudanças e reformulações pelas quais passava a Igreja Católica a partir do Concílio Vaticano II. O sínodo, realizado entre 1961 e 1965, previa uma maior aproximação entre religiosos/ religiosas e leigos/ leigas através de projetos de inserção em pequenas comunidades e do gradual abandono do hábito religioso, entre outras mudanças. Essa aproximação, no entanto, possibilitou às irmãs o contato direto com a realidade política e social atravessada pelos países do Cone Sul, no caso desta proposta, no Brasil, que vivenciavam os anos de ditadura militar. A partir daí as ações destas religiosas que optaram pela vida inserida e pela vinculação a movimentos de conscientização social geraram conflitos e impasses institucionais com aquelas que viam na inserção social e na aproximação com os leigos uma quebra dos valores que tradicionalmente caracterizavam a vida institucionalmente vinculada à Igreja. Além do conflito interno, as irmãs que se aproximaram do povo acabaram, muitos vezes, por assumir motes de luta social contrapondo-se, desta maneira, à ordem política estabelecida pelo regime militar. Esta proposta tem por respaldo teórico as discussões de Joan Scott e Judith Butler, sobre questões de gênero, e de Michel Foucault, para pensar a resistência e as relações de poder.



EJE LA RESISTENCIA A LAS DICTADURAS

La psique democrática. El género, la salud mental y la militancia bajo la dictadura de Pinochet


Brandi Townsend

University of Maryland, College Park, Fulbright Scholar, Universidad de Chile



townsend@umd.edu

La dictadura de Augusto Pinochet cambió la cultura política de Chile y la vida cotidiana de los chilenos a través de la violencia política, y usó formas de tortura basadas en las subjetividades de género y sexualidad para destruir las subjetividades políticas de los presos políticos. Esta ponencia investiga los trabajos de los profesionales de salud mental asociados con las ONG chilenas que nacieron en los años 70 y 80 para luchar contra la dictadura. Aquellos profesionales ayudaron a los presos políticos y a sus familias a “reconstruir la subjetividad”, lo cual significó superar la sobrevivencia cotidiana y la vida privada y participar dinámicamente con la sociedad, normalmente a través de un proyecto político.

Los profesionales de salud mental asociados con las ONG pusieron en diálogo ideas acerca de la política, los derechos humanos y la subjetividad con las prácticas de la dictadura y las experiencias personales de las víctimas. Sus conceptos para reconstruir la subjetividad individual y resistir la dictadura como colectivo fueron formados por ideas sobre género. Averiguo las nociones de género y subjetividad que los profesionales de salud mental plantearon cuando comenzaron a trabajar con los presos políticos y sus familias en los años 70 y los años 80—cuando la dictadura desplegó el terror del estado y las reformas neoliberales. Propongo que sus ideas sobre género y su rol en la reconstrucción de la subjetividad (aunque ellos no siempre hablaron directamente del “género” como categoría de análisis) fueron basadas en las ideas construidas bajo el populismo. Averiguo cuáles aspectos duraron y cuales cambiaron mientras los profesionales dialogaron con los presos y sus familiares—y con el movimiento de las mujeres.

Interrogo el grado en que las ideas sobre la reconstrucción de la subjetividad fueron basadas en un sujeto heterosexual ideal quien últimamente recuperaría su poder político como parte de una familia nuclear. Planteo que el marco para recuperar la subjetividad pasó por un molde heteronormativo, reforzando algunos aspectos del modelo de género del populismo, lo cual integró las clases populares en la ciudadanía por apelar a las nociones del patriarcado que compartían las clases populares con la élite. Pero, mientras muchos profesionales de salud mental reforzaron un modelo masculino de la subjetividad política, el camino hacia la recuperación de esa subjetividad generalmente había sido considerado fuera del área de la racional y masculina esfera de la política y dentro del tradicionalmente femenino reino de la emoción: acercarse a la política por hablar de—y no aguantar—el dolor emocional.

Los profesionales de salud mental que simpatizaron con la izquierda plantearon que la recuperación individual fue un proceso colectivo y que la resistencia colectiva dependió de la reconstrucción de la subjetividad individual. Eso invocó la noción populista del individuo que participa en el colectivo. Para ellos, entonces, reconstruir las subjetividades de género de los presos políticos y sus familiares fue integral para rescatar la democracia en Chile.

Movidas pelo afeto. Três mulheres na resistência à ditadura no Brasil, Paraguai e Bolívia


Tamy Amorim da Silva

Universidade Federal de Santa Catarina



tamyamorim@gmail.com

Este estudo discute as relações de afeto e o comprometimento político nos movimentos que lutaram pelos Direitos Humanos durante a ditadura no Brasil, Paraguai e Bolívia. E é parte integrante de um projeto maior do Laboratório de Estudos de Gênero e História, coordenado pela professora Cristina Scheibe Wolff intitulado O gênero da resistência na luta contra as ditaduras militares no Cone Sul 1964-1989. O período escolhido para este trabalho está compreendido entre 1954 a 1989, por se tratar do início e o “fim” das ditaduras nestes países, como também este foi o momento em que se acendeu a luta pelos Direitos Humanos no Cone Sul, e onde nossas protagonistas surgiram no cenário público político incorporando papéis de gênero em suas luta. Focamos nosso olhar em três mulheres que ocuparam um lugar de reconhecimento na resistência à ditadura. São elas: Therezinha Godoy Zerbini, líder do Movimento Feminino pela Anistia, no Brasil; Carmen Lara Castro fundadora da Comissão de Defesa dos Direitos Humanos do Paraguai e, Loyola Guzman, organizadora do movimento de familiares de presos e desaparecidos na Bolívia. Portanto, o objetivo deste trabalho é fazer comparação entre a ação política dessas três mulheres, para entender como estas agiam em um momento em que a ditadura paralisava muitas pessoas. Acentuando papéis como o de “mãe”, “pacificadora”, “mulher”, elas atravessaram o cenário público-político invertendo a ordem estritamente masculina e exigindo respostas do Estado perante os atos de injustiça cometidos durante os longos anos das ditaduras. As funções das mulheres eram relativamente ambíguas no imaginário social destas sociedades, pois, podiam ser vistas tanto como “mães e defensoras do lar”, tomadas como dóceis e frágeis, quanto consideradas como leoas que sacrificavam a própria vida em função de seus filhotes. Portanto, as mulheres que se entregaram na luta por seus familiares, atravessaram estes caminhos entre a “coragem e bravura” e “doçura e fragilidade” de serem mães. Objetivando compreender como se deram essas atuações, utilizamos algumas entrevistas concedidas por mulheres e homens que participaram desses movimentos, bem como artigos, dissertações, teses e livros de memória relativos ao tema, e ainda, informes de comissões especiais que tratam especificamente sobre os crimes cometidos durante as ditaduras. Para problematizar as entrevistas e relatos orais, utilizamos a metodologia da História Oral, pois, ela nos auxilia a compreender a história por outro viés, por meio da memória da narradora, que ao narrar sua vida, reordena sua história e nos fornece outro olhar o para o passado. Outra ferramenta que usamos, é a História comparada, em virtude das diferenças e semelhanças que se dão entre os países envolvidos. Nesta análise a categoria gênero foi empregada com o intuito de entender como esses papéis tradicionais foram invocados pelas mulheres durante a repressão, passando de função normativa e condição inerente às mulheres a estratégias de lutas.

Eu só queria embalar meu filho. Gênero e maternidade no discurso dos movimentos de resistência contra as ditaduras no Cone Sul, América do Sul


Cristina Scheibe Wolff

UFSC/CNPq



cristiwolff@gmail.com

Este trabalho pretende analisar, de uma perspectiva comparativa, como o gênero e a ideia de maternidade foram usados nos discursos dos movimentos de resistência contra as ditaduras no Cone Sul da America do Sul. Entre as décadas de 1960 e 1970, mais ou menos ao mesmo tempo, Argentina, Bolívia, Brasil, Chile, Paraguai e Uruguai viveram regimes militares com características semelhantes. Ao mesmo tempo em que as ditaduras eram implantadas, organizações de direitos humanos e de resistência e defesa da cidadania começaram a emergir. Nesses movimentos o discurso dos direitos humanos foi central, mas o uso da emoção para atingir amplos setores da opinião pública internacional também foi extremamente importante, e muitas vezes esta emoção foi provocada usando-se discursos sobre maternidade e que colocavam questões de gênero, como nas denúnciassobre a tortura de mulheres grávidas, a tortura de filhos/as em frente às mães, entre outras. Por outro lado também sensibilizou muito a opinião pública, a ação de mães em busca de seus filhos desaparecidos ou presos. As mães da Praça de Mayo na Argentina foram as mais conhecidas, mas o mesmo tipo de movimento ocorreu também no Brasil, no Chile, no Paraguai, Uruguai e Bolívia, seja com iniciativas individuais – como foi o caso de Zuzu Angel no Brasil – seja de maneira coletiva como a Asociación de Familiares de Detenidos de Desaparecidos Mártires de laLiberación Nacional (ASOFAM), na Bolívia, por exemplo. A noção de maternidade é muito suscetível a causar emoção forte em nossa sociedade ocidental, algo que vem sendo explorado de maneira muito intensa pela Igreja Católica, com a figura de Maria, bem como pela medicina e a política em muitos momentos. Neste caso serviu ao propósito para tentar neutralizar o discurso que demonizava os militantes de esquerda naquele contexto da Guerra Fria e do anticomunismo, humanizando-os, e assim tornando-os sujeitos de direitos humanos, e de lágrimas de mães. Para realizar a análise utilizamos especialmente materiais de denúncia publicados por organizações de direitos humanos, mas também algumas entrevistas e livros de memórias (embora estes também geralmente tenham caráter de denúncia). Os documentos são folhetos, cartazes, artigos em pequenos periódicos, às vezes escritos e publicados fora do país a que se referem, por grupos de exilados ou de apoiadores externos, e que buscavam a sensibilização da opinião pública não somente no país, mas especialmente, por razões que iremos refletir, no exterior, pois a pressão de outros governos pareceu muitas vezes a única saída para a defesa dos direitos humanos.


Mulheres contra a Ditadura Militar em uma cidade periférica: o caso da Novembrada


Lidia Schneider Bristot

UFSC/CNPq



lidiabristot@gmail.com

A Novembrada foi um evento marcante para Florianópolis (Santa Catarina) e para os últimos momentos da Ditadura Militar no Brasil. O que seria inicialmente um protesto pacífico organizado por líderes do Diretório Central de Estudantes (DCE) da Universidade Federal de Santa Catarina em 30 novembro de 1979 saiu de controle e acabou sendo um tapa – literalmente – na cara da Ditadura militar. O fim da década de 1970 assistiu a um enorme crescimento do descontentamento para com o governo militar e com a lenta volta a democracia. A visita do Presidente João Figueiredo na cidade foi a oportunidade para catarinenses explicitarem este descontentamento com a vida econômica e política do país. Estudantes protestavam pelo fim de 15 anos de repressão, mas conseguiram grande apoio popular ao por em pauta o arrocho salarial existente e o alto custo de vida da época, onde o preço da gasolina, por exemplo, havia aumentado mais de 50% nos últimos dias. Segundo o manifesto distribuído pelos estudantes em forma de panfleto durante o evento, “(...) Apesar do general ‘João’ achar que ‘seu problema não é o povo e sim a nação’ ele se esquece que cada aumento de gasolina afeta diretamente os trabalhadores que dependem do transporte como meio de vida. Com isso, torna-se claro que os problemas do povo são diferentes dos problemas do general. (...) O povo não se engana mais. Exige melhores condições de vida.” E foi esse apoio generalizado que o fez o protesto sair do controle dos estudantes e virar uma manifestação popular contra a situação miserável do povo brasileiro. Diversas mulheres estiveram presentes no ato, e três delas, líderes estudantis, foram presas e processadas. Através de depoimentos, periódicos e documentos do DOPS sobre essas e outras mulheres é possível perceber suas atuações, resistências, dúvidas e convicções durante esse protesto e seus desdobramentos. Com o auxílio da metodologia da história oral e do gênero como categoria de análise pudemos compreender suas narrativas, moldadas pela subjetividade da participação em um evento de grande repercussão, da resistência contra a ditadura militar e pelo ‘ser mulher’, trazendo a tona novas experiências que não costumam ser analisadas quando se trata da Novembrada, procurando um “processo de democratização da memória” ao reconhecer as narrativas dessas mulheres como sujeitos sociais (SALVATICI, 2005). Procuro também observar como representações de masculinidade e feminilidade foram utilizadas, tanto por quem queria ir contra o regime, quanto pelos agentes repressivos como forma de estratégias para alcançar seus intuitos; e como a militância e esse evento em particular marcaram as vidas de mulheres, homens e suas famílias.


A la sombra del Cóndor: arte, resistencia y movimientos alternativos transnacionales durante las recientes dictaduras latinoamericanas (1976-1983)


Sol Glik

Universidad Autónoma de Madrid



solglik2@yahoo.es / sol.glik@uam.es

En los últimos años, numerosos trabajos han contribuido para aproximarnos a los violentos mecanismos de la represión ejercida por las recientes dictaduras latinoamericanas. Gracias a estas contribuciones, conocemos cada vez mejor el complejo entramado en el que se imbricaron importantes sectores de la sociedad civil, dando lugar a la denominación, cada vez más aceptada, de “dictaduras cívico-militares”. Fue justamente esa implicación civil la que facilitó la construcción de una red de terror de estado que creció bajo su amparo y complicidad en todo el Cono Sur, extendiendo el alcance del miedo a todas las personas por medio de la denuncia personal. Sin embargo, las subjetividades aprisionadas por el estado represivo desbordaban los márgenes del régimen e inventaban formas cotidianas de resistencia individual y colectiva, burlando el control policial para organizarse en movimientos alternativos entendidos como focos de lucha, acción y resistencia. No obstante la certeza del peligro, otra red transnacional se estaba formando para combatir el terror por la vía del arte y la desobediencia. Los grupos argentinos de arte alternativo, como el T.I.T (Taller de Investigaciones Teatrales), Cucaño o la Escuela de Mimo Contemporáneo (EMC), que entraron en contacto con los grupos brasileños Viajou sem Passaporte, Persona y Teatro Oficina, consiguieron burlar tanto la vigilancia policial como la prohibición de agrupamiento, combatiendo la imposición del miedo a través de performances e intervenciones urbanas que invitaban a desplazar el ángulo obligatorio de observación de la realidad. Este trabajo pretende acercarse al aspecto menos explorado de la historia de las recientes dictaduras latinoamericanas. A partir de la narrativa de sus protagonistas, se intenta una primera aproximación a esas jóvenes mujeres y jóvenes hombres, entendidos como agentes de una red transnacional en cuyo interior se instalaban urgentes discusiones sobre las potencialidades de la libertad, desafiando los convencionales roles de género y experimentando nuevas maneras de relacionamiento afectivo y sexual, percibidas como formas militantes de lucha y resistencia.


EJE OTRAS FORMAS DE PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES

Madres y esposas movilizadas: La Experiencia de “Poder Femenino” durante el gobierno de Salvador Allende, 1970-1973


Leyla Morales Michell y Gaspar García Núñez

Universidad Arcis



conde.olinski@gmail.com

El presente trabajo, narra la experiencia de un grupo de mujeres conservadoras chilenas que durante los primeros años de la década de 1970, se organizó contra el gobierno izquierdista de Salvador Allende. El intento por reflexionar acerca de la militancia social y política de mujeres de derecha, que se movilizan en respuesta al proyecto socialista de la Unidad Popular, surge como un desafío, puesto que la relevancia y las repercusiones históricas de sus acciones, están aún lejos de ser descifradas.

La historia de “Poder Femenino”, nos invita a conocer la naturaleza de la participación política de mujeres conservadoras en Chile, delimitar sus características específicas y considerar posibles similitudes con sus pares de la región. La posibilidad de establecer la relación existente entre las causas que motivaron su eclosión en el espacio público, en un contexto de polarización y efervescencia social, y sus identidades de género, nos enfrenta a una realidad atractiva, considerando la marginalidad de los estudios de género, respecto de organizaciones de mujeres conservadoras durante el siglo XX en esta parte del continente. Todo lo anterior, considera la relevancia del espacio privado como catalizador de lo político, desatando cuestionamientos, tensiones y conflictos al interior de las subjetividades de las integrantes de “Poder Femenino”. Es por ello que nos interesa dar cuenta del proceso llevado a cabo por este grupo de mujeres, destacando que la “oportunidad” política de salir a la calle “cacerola en mano”, durante la primera gran manifestación contra el gobierno en diciembre de 1971, impacta su vida familiar y la transforma tanto, como transforma el escenario social y político de aquellos años en Chile.

Para dar cuenta de la experiencia vívida a nivel individual, familiar y social, comprender las luchas, demandas y acciones llevadas a cabo, se consultaron fuentes inéditas, como los manuscritos de sus fundadoras, documentación interna de la organización (actas de reuniones, comunicados públicos, borradores, etc.), cartas y escritos personales, además de documentos y prensa de la época, como las Revistas Eva, Qué Pasa, y Ercilla, los periódicos El Siglo, El Mercurio, Tribuna, La Segunda y El Tiempo de Ecuador. Además se estudiaron las obras: “La Guerra de las mujeres” y “Los días del Arcoiris”, textos que narran la historia de “Poder Femenino”, escritos por sus propias protagonistas.


Las mujeres de la Juventud Peronista Guardia de Hierro y la Rama Femenina del Movimiento Nacional Justicialista- Capital Federal (febrero 1967-diciembre 1971)


Angeles Anchou

Programa de Historia Oral, FFYL UBA- CONICET



angelesanchou@yahoo.com.ar

Hacia fines de la década del sesenta, los diferentes grupos que componían la Juventud Peronista estaban casi exclusivamente compuestos por varones y las mujeres no eran especialmente bienvenidas. Este trabajo recoge las experiencias de cinco militantes mujeres que se incorporaron a la organización Guardia de Hierro en 1967 y 1968. Por entonces uno más de los grupos de Juventud Peronista, Guardia de Hierro comenzará a desarrollarse como organización de cuadros especializados en el trabajo territorial según el trazado de las viejas circunscripciones electorales. Antivandoristas y cercanos a los delegados de Perón, Guardia de Hierro se caracterizará por una posición que rechazaba la teoría del “foquismo” y proponía la organización de las bases para una eventual guerra insurreccional. La estructura jerárquica y de compartimientos estancos, la incorporación de un gran número de mujeres que accedían a cargos de jefaturas de grupos mixtos a la vez que una temprana organización por y para las mujeres por separado hace que la dimensión género adquiera una relevancia particular en la dinámica interna de esta organización.



A partir de testimonios relevados por la autora a cinco mujeres que ingresaron a la organización en estos dos primeros años se propone abordar tanto el desarrollo interno de esta organización y su proyección hacia “el afuera” a través de la dinámica del trabajo en los barrios y la relación de las militantes con la Rama Femenina. Las militantes de Guardia de Hierro desarrollaron una estrategia para extender el alcance de su organización en el seno del movimiento peronista a través de este sector del Movimiento Nacional Justicialista. La Rama, compuesta en su mayoría por las mujeres que habían trabajado con Eva Perón durante la primera presidencia de Perón, se convirtió en un espacio de encuentro intergeneracional y también, a medida que con el tiempo se incorporaran más mujeres, con otras organizaciones.

El período abordado abarca desde el congreso de Juventud Peronista en Montevideo en febrero de 1967 hasta el Congreso de la Rama Femenina en diciembre de 1971. Este trabajo forma parte de la investigación para la tesis de doctorado en Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.


©principo.org 2016
enviar mensagem

    Página principal